Terapia para tu Hogar

Un espléndido cuarto de lavado

El lavar hermosas prendas de vestir debería ser un placer en sí mismo, y realmente puede serlo cuando se invierte tiempo en convertir el área de lavado en un espacio fluido y bien equipado.

El lavar hermosas prendas de vestir debería ser un placer en sí mismo, y realmente puede serlo cuando se invierte tiempo en convertir el área de lavado en un espacio fluido y bien equipado.

Para mi no es problema si tengo que lavar ropa y no entiendo por qué es una tarea tan detestada. ¿Qué podría ser mas placentero que transformar pilas de ropa sucia en frescas y limpísimas prendas? Incluso si estoy sufriendo de jet lag, ¡me fascina desempacar y ponerme a lavar! Las personas invierten demasiado tiempo en eventos efímeros: gastan horas y horas en catálogos de pisos para la cocina, decidiendo atuendos para asistir a una boda o investigando destinos vacacionales. Sin embargo, prácticamente no se invierte ningún tiempo ni dinero en las pequeñas cosas que hacemos a diario. Pasamos mas tiempo lavando que asistiendo a bodas o admirando el piso de la cocina, así que ya va siendo tiempo de darle al cuarto de lavado la atención que merece. De este modo, transformas el lavado de ropa en una experiencia vigorizante en lugar de en una faena agotadora (convertir algo de sucio a limpio siempre debería ser vigorizante).

¿Tu cuarto de lavado es un desastre?

Errores comunes

Así es como se ve cuando no se procesa la ropa limpia lo suficientemente rápido. Dobla y guarda la ropa limpia antes de echar a la lavadora una nueva carga.

El área de doblado tiene que ser un espacio DESPEJADO y listo para la siguiente carga, no un muladar. Éstos cuartos de lavado se han convertido en espacios deprimentes, abrumadores e inviables. Échale un ojo al plan de acción para descubrir como solucionar el problema.

Detergentes

Los químicos obesogénicos se esconden plena luz del día en el cuarto de lavado. El término fue creado por Felix Grun y Bruce Blumberg en la Universidad de California, quienes estudiaron los efectos de los compuestos químicos foráneos los cuales afectan el almacenamiento de grasa en el cuerpo humano, el metabolismo, y también alteran la regulación del apetito y promueven la acumulación de tejido graso.

Las láminas suavizantes para secadoras, los suavizantes de tejidos y los detergentes dispersan petroquímicos directamente al cuerpo. ¡Mantente consciente e informado de las sustancias que absorbe tu piel!

Plan de acción

¿Tienes un cuarto de lavado desordenado? He aquí como recuperar el control.

1 Primero despeja el área donde doblas de modo que se convierta en un espacio viable. Para esto, organiza las prendas que necesitan ser planchadas. Consigue dos bolsas o canastos y pon las prendas de vestir y la ropa de mesa en una (tales como manteles individuales) y las sábanas en otra. Ponlas a un lado y no te preocupes de planchar por ahora, eso viene después.

2 Ahora tendrás prendas que no necesitan ser planchadas. Consigue canastos para cada uno de los miembros de la familia y otra para los artículos de casa. Procesa las prendas de modo que la ropa (sin doblar) se encuentre en el canasto correcto y el área de doblado se esté despejada. Es recomendable invertir en varios canastos apilables para ahorrar espacio. Considera instalar repisas de un tamaño específico donde quepan los canastos. Así, es posible no abarrotar el piso o el área de doblado.

3 ¡Dobla, dobla, dobla! Toma el primer canasto o bolsa y comienza a doblar las prendas en la ahora despejada área de doblado. Deposita las prendas dobladas en cada canasto y continúa hasta terminar. Organiza las prendas en los armarios de cada uno de los miembros de la familia.

laundry-tips-women-s-clothing-household-tips-best-dresses

4 Separa la ropa sucia en cinco montones. Ropa blanca, prendas de colores claros, prendas de colores intensos, prendas oscuras y prendas delicadas. Pon a lavar la primera carga. Continúa hasta terminar. Agradece que la lavadora está haciendo el trabajo pesado. ¡Nadie te pide que vayas a lavar a mano a la orilla del río!

5 Mientras tanto, limpia y ordena el cuarto de lavado. Deshazte de cualquier objeto mugriento que encuentres en las alacenas y cajones, después de todo, ¡no queremos mugre en el lugar donde estamos intentando limpiar y lavar cosas! No encaja. Si tienes varios contenedores con detergente, organízalos de acuerdo a su contenido. Pon el mas lleno hasta atrás de la alacena y el más vacío hasta adelante para asegurar que se usen primero. El propósito es quedarse solo con lo necesario, no con varios productos por todos lados causando un revoltijo en el espacio y en tu mente.

6 Consiente tu cuarto de lavado. Limpia el área donde doblas (pero no uses productos con cloro). Los compartimentos para detergente en la lavadora cubiertos de espumarajos, mugre y moho no le hacen ningún bien ni al aparato ni a tu salud mental. Muchos son removibles (es recomendable adquirir una lavadora cuyo compartimento para detergente se pueda remover ya que hace más fácil su mantenimiento). Así que retíralo, lávalo y ponlo en su lugar. Limpia la pelusa de la rejilla de ventilación de la secadora. Vacía el cubo de basura, barre y trapea el piso.

detergents

7 Ahora es tiempo de lidiar con trabajo de planchado atrasado. Mi consejo es que las sábanas se manden a ser planchadas profesionalmente, muchos negocios de lavado en seco y lavanderías automáticas ofrecen este servicio. Las sábanas son pesadas y difíciles de planchar, además de ocupar mucho espacio. Todos merecemos dormir en una cama limpia y agradable. Las sábanas que han sido secadas en secadora pierden la frescura pero las sábanas planchadas siempre producen una mejor sensación.

Para el resto de las prendas, una plancha de vapor reducirá en un 30% el tiempo de planchado. Muchas personas que detestan planchar se vuelven fanáticas una vez que usan ésas poderosas planchas. Un riel del estilo Hangaway hace mucho más fácil el colgado y planchado de ropa. Cuando no se está al día con el lavado de ropa, a menudo es (aunque no siempre) a causa de que no tenemos el equipo necesario. Nadie disfruta de usar una tabla de planchar endeble y horrible con una plancha que chorrea. Enaltece toda esta experiencia con aditamentos de primera calidad y una deliciosa fragancia para telas.

8 Invierte una hora a diario en ponerte al día con el lavado, hasta que lo termines. Es importante que tu diálogo interior no sea uno quejumbroso ya que esto solo mermará tu energía y no te dejará avanzar. Muchos desperdician dos horas o más diariamente en redes sociales y aun mas tiempo mirando televisión, pero ninguna cantidad de tweets hace que valga la pena vivir en una pocilga. Incluso, mientras lavas, puedes dedicarte a aprender un nuevo idioma con audio-lecciones o comenzar a escuchar el fascinante podcast de “Serial” (serialpodcast.org)